Escuela Ventura Fútbol Club

La práctica del FÚTBOL, una oportunidad de DESARROLLO PARA LOS NIÑOS

Una actividad recreativa que ayuda en la educación de valores, lazos afectivos, confianza, cooperación y compromiso.

En la actualidad, la práctica del fútbol ha alcanzado mucha importancia para los jóvenes, gracias a la gran cantidad de jugadores colombianos triunfando a nivel internacional. En el ámbito local, se practica el fútbol en los espacios deportivos ubicados en diversas partes de la ciudad, espacios donde se organizan campeonatos en diferentes categorías, apoyando así la cultura deportiva en la población infantil. Sin embargo, meter a los jóvenes y niños en campeonatos para que participen sin saber las técnicas y estrategias que en el fútbol se requieren, termina por generar momentos de diversión, mas no la posibilidad que el deporte sea visto como una oportunidad real, seria y organizada de construir un mejor futuro para los jóvenes, no sólo en el deporte en sí, sino también en la construcción de un carácter integro y organizado.

Teniendo en cuenta que la población infantil de los barrios Nayita y Mayolo de la ciudad de Buenaventura – Valle del Cauca, presenta los mismos problemas de otros barrios como: la drogadicción, el alcoholismo, la delincuencia juvenil, el ausentismo de los padres de familia por la ocupación laboral, e implicaciones del comportamiento que hacen sean sujetos generalmente desorientados, confundidos, desmotivados, distraídos y excesivamente complejos. Es por ello, que hemos tomamos la iniciativa viable de llevar a estos niños a una Escuela Deportiva de Fútbol para el aprovechamiento del tiempo libre y así analizar si, en principio, los niños de estos barrios aprovechan adecuadamente estos espacios.

El proyecto está dirigido a una población generalmente vulnerada, sin embargo, al llevar a estos niños a una Escuela Deportiva de Fútbol, se está ayudando no solo a que se les permita a sus integrantes un desarrollo motriz, sino también a su crecimiento personal y espiritual, mientras se juega y se aprende, teniendo en cuenta sus proyecciones individuales y de cooperación dentro y fuera de un campo deportivo. Con esto se está dando gran paso para ayudar a que la población infantil y juvenil, sepa darle un buen manejo al aprovechamiento del tiempo libre para alejarse de las problemáticas de la comunidad, al mismo tiempo que generando posibilidades de que sean mejores personas en el futuro.