Vocación

Regional Andina es EDUCATIVA

Ha trabajado en la construcción de una cultura conservacionista ambiental y ha entregado  herramientas de producción sostenible para contribuir a la buena relación de las comunidades con su entorno natural

Inicia sus actividades educativas en respuesta a la preocupación del acelerado deterioro ambiental que sufre el bosque y los recursos hídricos, en el Municipio de Zipacón, a causa de las actividades agropecuarias.

Zipacón, ha sido desde el pasado precolombino hasta nuestros días, territorio de tránsito, que ha visto pasar la historia de Colombia; desde la Sabana de Bogotá, hasta la vertiente del rio magdalena; desde los Muiscas, pasando por la Conquista, la Colonia, la Independencia, la República, hasta la épocas del ferrocarril. Estos acontecimientos, marcaron a través de los caminos de herradura, los caminos reales de piedra y los carreteables, el ritmo de su geografía, estructura ecológica, bosques de niebla, paisaje etc.

La vereda el Ocaso, ubicada en su zona cálida, donde a Fundación establece su primera sede, se conecta con los municipios de la franja del Tequendama (Provincia del Tequendama) Albán, Anolaima, Cachipay, Bojacá, Tena y San Antonio del Tequendama y comparten un patrimonio histórico cultural invaluable, pero sus montes escarpados de niebla, ricos en biodiversidad, casi no se reconocen, ni se les otorga la calidad de patrimonio natural de Cundinamarca y Colombia.

Lamentablemente esta estructura ecológica tan importante, está en riego de desaparecer, pues ha sufrido considerables niveles de transformación por el impacto de las actividades humanas, pero sobre todo por la indolencia, el desconocimiento de sus problemáticas, la falta de sentido de pertenencia, de los actores que comparten en territorio

Al parecer, no se es tan consiente de la importancia de estos bosques como zonas estratégicas para la conservación, por ser zonas importantes de recarga hídrica. Sin agua, ningún asentamiento humano, ningún proyecto productivo, es viable en el tiempo. Sin bosques no hay agua, sin agua no hay vida.

El interés de la Fundación Étikaverde, desde sus comienzo ha sido el de encontrar alternativas que contribuyan aminorar el impacto ambiental sobre estos ecosistemas.

Educación continuada

Productores de Bojacá 2017 (Reserva Tenasucá)

Productores del Pacífico 2019 (Fondo Acción)