Participación en la gestión ambiental

Defensa del BOSQUE Y EL AGUA

La Fundación Étikaverde, desde sus comienzos, participa en todas las estancias de defensa medio ambiente en especial las provincias de Sabana Occidente y del Tequendama.

Ha propiciado espacios de educación ambiental, de sensibilización y de concertación con los diferentes actores de la región y el departamento.

En los últimos años ha dedicado un tiempo importante en el conocimiento del territorio ( Provincias Sabana Occidente y Provincia del Tequendama) y sus problemáticas, en la revisión de la normatividad ambiental vigente, y en todo lo necesario que permita la buena participación en la construcción de una visión regional, en pro la defensa de los bosques de niebla y el agua.

Ha realizado una revisión del actual del Esquema de ordenamiento territorial de Zipacón, los diagnósticos realizados para su actualización y ha realizado propuestas concretas para la protección de las zonas estratégicas para la recarga hídrica (zonas de reserva, nacimientos, rondas de ríos y quebradas, etc)

Deja como resultado el desarrollo de Sistema de Información Ambiental Territorial- franja del Tequendama , buscando desarrollar alternativas educativas para el conocimiento geográfico y normativo del territorio.

Seguirá generando espacios posibles de educación y de organización donde la sociedad civil genere acciones concretas por el medio ambiente.

ir a galería

Participaciones importantes:

CAR 2010- 2021. En diferentes eventos educativos, promoción del modelo Agro ecológico y de tecnologías amables con el ambiente, cursos interinstitucionales y otros.

CIDEA Municipio de Zipacón (Comité Técnico Interinstitucionales de Educación Ambiental) 2010 – 2021. En la construcción de una cultura ética en el manejo sostenible del ambiente y para contribuir a la solución de los problemas concretos en la región.

CONSEJO MUNICIPAL DE DESARROLLO RURAL 2013 -2019 espacio de participación para la toma de decisiones relacionadas con el seguimiento y control del desarrollo de los territorios rurales.

FUNDACIÓN CACHIPAY VIVA. Participación en la creación de la entidad, con el propósito de asesorar y contribuir con la experiencia ambiental de Étikaverde

MESA DE PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN TURÍSTICA DE LA PROVINCIA DEL TEQUENDAMA 2015 – 2018. en busca de abrir espacios para un turismo de conservación para la protección de los bosques de niebla y el agua.

MESA DE COORDINACIÓN DE TURISMO DE ZIPACÓN 2017 – 2018. Buscando espacios de concertación para un turismo de conservación. Propósito de educación ambiental para el turismo.

DECLARATORIA PARQUE NATURAL REGIONAL ESCARPE 2018 – 2019. Miembro del Comité promotor del parque. Secretaria Técnica de la declaratoria. Gestión en procura de la la defensa de los bosques de Niebla de la franja del Tequendama

CONSEJO TERRITORIAL DE PLANEACIÓN 2019 – 2020: Para la revisión de plan de desarrollo del municipio y el esquema de Ordenamiento Territorial.

CLÚSTER DE TURISMO DE ZIPACÓN 2019 – 2021. Para retomar procesos de educación ambiental para el turismo para proteger el patrimonio natural de Zipacón

VEEDURIA DEL RIO BOGOTÁ 2018- 2021 espacios para el fortalecimiento de las veedurias con la Contraloría y diferentes actores de la cuenca.

VEEDURÍA DEL ESQUEMA DE EOT DE ZIPACÓN. 2017 – 2021 Espacio para concertación y la conformación del grupo . Seguimiento en la actualización y ejecución del nuevo plan de ordenamiento territorial. Acompañamiento a la creación de la la Veeduría hermana de Cachipay

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Marco de referencia de nuestra intervención

Los BOSQUES DE NIEBLA, zonas de importancia para la recarga hídrica

Estos ecosistemas son importantísimos para la vida del planeta por los servicios ecosistémicos para la viabilidad de los territorios.

Los bosques de niebla se ubican en Centro y Sudamérica, Asia y África y las islas oceánicas tropicales. El 2,5% de los bosques tropicales del mundo son nublados y ocupan 0 0,3% de la superficie de la tierra. Estos ecosistemas son importantísimos para la vida del planeta, son no solo que son estratégicos para la recarga hídrica (nacimientos, Humedales y Lagunas), la regulación del clima y otros servicios ambientales, sino también por la gran diversidad de especies de fauna y flora que albergan: aves (corredor de aves AICA), anfibios e invertebrados, orquídeas, plantas epifitas, etc…

Los bosques de niebla de la franja del Tequendama, que todavía permanecen, a pesar de las continuas actividades de fragmentación y deforestación, deberían ser declarados “Patrimonio Natural de Cundinamarca”, por su gran belleza paisajística, por ser un área de especial significado ambiental, debido a la protección de los relictos de bosque andino, así como de la provisión del recurso hídrico, del cual se benefician alrededor de 17 municipios de la cuenca baja de los ríos Bogotá y Negro.

Bosques de la falla del Tequendama AICA ( Área importante para la conservación de aves)– IBA (área de importancia internacional para la conservación de aves).

La Falla Geológica del Tequendama, reconocida y distinguida internacionalmente como área importante para el estudio de aves, está ubicada al sur occidente de la sabana de Bogotá, el mismo territorio del DMI-Tequendama-Manjui y se extiende al noroccidente, aproximadamente a 80 km (11000 ha). Esta franja incluye el Parque Natural Chicaque, La Reserva Natural Privada Bosques del Macanal y la Laguna Pedro Palo, áreas en buen estado de conservación y puntos de observación de fauna y flora, de importancia como hábitat acuático. En la zona se han registrado cerca de 210 especies de aves.

Las AICAS, son áreas que pese a no ser parte de las categorías de manejo de áreas protegidas, sí hacen parte de estrategias complementarias para la conservación de la diversidad biológica, que obedecen a distinciones internacionales. La falla del Tequendama, se encuentra cubierta principalmente por bosque andino, aunque se observa la presencia de pastos, cultivos y plantaciones de pino y eucalipto, relictos desconectados y deforestación, mientras que en otros lugares están declaradas, patrimonio natural del mundo.

.

Ver galería de imágenes del Bosque de niebla dando clic en la imagen

Distrito de Manejo Integrado (DMI) TEQUENDAMA - MANJUI

La falla geológica del Tequendama, se ubica  al occidente de la Sabana de Bogotá y abarca a los municipios de Albán, Anolaima, Cachipay, Zipacón, Bojacá, Tena y San Antonio del Tequendama.

La falla geológica del Tequendama atraviesa a Zipacón y abarca a los municipios de Albán, Anolaima, Cachipay, Zipacón, Bojacá, Tena y San Antonio del Tequendama. Zona escarpada de altas y fuertes pendientes, está definida como parte de la estructura ecológica principal de la sabana de Bogotá, porque permite la recarga acuífera, de la cuenca baja del río Bogotá y abastece a más o menos 300.000 personas, al oriente y occidente del país.

Este corredor biológico tan importante, fue declarado y alinderado por la CAR, (acuerdo 43 de 1999) como Distrito de Manejo Integrado (DMI Tequendama- Manjui) por sus factores ambientales y socioeconómicos, dentro de los criterios de desarrollo sostenible para que se ordene, planifique y regule el uso y manejo.

Ver galería de imágenes del DMI dando clic en la imagen

Plan de Ordenamiento y Manejo de Cuencas (POMCA) y la sentencia del RÍO BOGOTÁ

Instrumento para la planeación del uso coordinado del suelo, las aguas, la flora, la fauna y el manejo de la cuenca del Río Bogotá

El Consejo de Estado, uno de los máximos tribunales del país, emitió la Sentencia sobre la descontaminación del río Bogotá el 28 de marzo del 2014. Se ordenó el diseño y la implementación de medidas para descontaminar el río Bogotá. Adoptó una serie de órdenes de carácter ambiental, que involucran a todos los municipios de la cuenca hidrográfica del río Bogotá, para la recuperación, el mejoramiento continuo, de forma integral, dentro de una visión de sostenibilidad ambiental, social, económica e institucional.

Que se logre, depende de la participación, de la comprensión de los derechos y deberes de todos los actores, nacionales, regionales y locales.

Es de especial importancia, educar a la comunidad de la franja del Tequendama, en el conocimiento de esta sentencia. En relación a los derechos que se mencionan en la sentencia, todos importantes para los ciudadanos de la cuenca, es esperanzador para nuestros ecosistemas, sobre todo por el recurso vital del agua y una oportunidad de definir donde, como y cuando (proteger, restaurar y conservar), para beneficio de futuras generaciones.

POMCA RÍO BOGOTÁ

(plan de ordenamiento y manejo de la cuenca) “El Plan de Manejo y Ordenamiento de una Cuenca, POMCA, es el planeamiento del uso y manejo sostenible de sus recursos naturales renovables, de manera que se consiga mantener o restablecer un adecuado equilibrio entre el aprovechamiento económico de tales recursos y la conservación de la estructura físico-biótica de la cuenca y particularmente de sus recursos hídricos”.

“También es el marco para planificar el uso sostenible de la cuenca y la ejecución de programas y proyectos específicos dirigidos a conservar, preservar, proteger o prevenir el deterioro y/o restaurar la cuenca.” (Secretaria distrital ambiental) Zipacón, pertenece a la cuenca alta del río Apulo y se localiza en la cuenca baja del río Bogotá. Todos los municipios de la cuenca, deben cumplir con el plan de ordenamiento POMCA, y acogerlo, si o si, en sus Planes de ordenamiento territorial, en sus planes básicos o en sus esquemas.

Ver galería de imágenes del POMCA dando clic en la imagen

Actualización del Esquema de Ordenamiento Territorial ( EOT) de ZIPACÓN

 

Esta herramienta de planeación busca la integración de los actores que participan en la vida de un territorio en términos de educación, salud, infraestructura y medio ambiente.
El objetivo, debería buscar el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades, previo conocimiento del territorio y su problemáticas sociales ambientales y económicas. Lamentablemente no siempre se piensa en el bien común y sirve más para suplir intereses económicos individuales, a pesar del impacto negativo socio ambiental que puedan en el territorio.

Problemáticas ambientales de nuestra región

Diagnóstico del territorio FRANJA DEL TEQUENDAMA

Los municipios de la Provincia del Tequendama, comparten el mismo ecosistema y por ende las mismas problemáticas ambientales:

1. La deforestación de bosques nativos por usos de suelos agropecuarios. Sustitución de especies nativas por especies foráneas (eucaliptos y otros). Proyectos productivos extensivos (flores, frutas, galpones, si planes de manejo ni siquiera de buenas prácticas agrícolas.

2. La inclusión de los follajes (especies foráneas invasoras) que acompañan la flora de la sabana en la “economía” de la región.

Cultivos certificados para la exportación sin los debidos ecos sistémicos previos y sin planes de manejo adecuados. Estos cultivos se establecen en zonas de ronda de quebradas y ríos. Se acaban grandes extensiones de bosques en zonas de importancia ambiental (zonas de reserva y de recarga hídrica). Además estas actividades absorben cantidades de agua, ocasionando problemas de agua en los asentamientos humanos.

3. Por la cercanía a Bogotá, los proyectos económicos y actualmente por la pandemia, mucha gente quiere vivir en el campo: urbanización sin planeación, sin estudios previos, parcelación cada vez más pequeña; aprovechamiento forestales, o sea permisos de deforestación y más concesiones de agua.

4. Hay mucha población itinerante por los proyectos productivos (trabajadores de flora y follaje, Cosechadores de café), fincas veraniegas (visitantes esporádicos y cuidadores de finca). Esta realidad hace que haya falta de apropiación, de conciencia comunitaria y de amor por la tierra. No hay una visión por bien común.

5. Falta de Educación ambiental, de acciones y proyectos que busquen la protección de los recursos naturales. Poco o ningún conocimiento del territorio, de las zonas de protección, de las normas ambientales, de parte de la comunidad, ni de las entidades privadas, ni públicas. Prima la Indolencia de la mayoría de los habitantes, los intereses individuales, a los comunes.

6. Esquemas de Ordenamiento Territorial débiles y desactualizados; falta de definición de las zonas que deben ser protegidas (rondas de quebrada, zonas de recarga hídrica, etc.)

La franja del Tequendama aunque es una importante zona de recarga hídrica del país, se está degradando poco a poco. Esta presionada por proyectos de orden nacional (proyecto UPME 2013-torres de energía EEB) proyectos privados (minería, turismo, urbanizaciones).

El desarrollo de la región debería, si o si, tener como eje y estrategia la viabilidad del agua. Quienes dirigen y lideran el futuro de la región, deberían incluirlo claramente en sus planes de desarrollo.