Agroecología

Como aporte de la Fundación, en desarrollo de su investigación y practica, se enseñan técnicas orgánicas amables con el ambiente a los agricultores y estudiantes de agronomía e interesados en el tema cafetero, basadas en la obtención de Microorganismos nativos (MN) en cada ecosistema, para que los productores en general tengan acceso una tecnología funcional y usen sus propios recursos.

Existen diversas escuelas de agricultura ecológica, dependiendo del contexto cultural y geográfico donde se han desarrollado. Todas ellas tienen como finalidad lograr agroecosistemas menos contaminados, productivos y sostenibles.

Por sostenibilidad entendemos que sea económicamente viable, que mantenga la biodiversidad y que brinde la mayor posibilidad de servicios ecosistémicos (por ejemplo mantener aguas limpias y no contaminadas, aire limpio, alimentos más sanos, facilitar que los microorganismos mantengan los ciclos de la materia orgánica y de los minerales) y la equidad social para que los humanos tengan acceso a estos servicios.

En el camino hacia la agroecología visualizamos tres niveles, el primero es la agricultura orgánica, que consiste en la sustitución del uso de agroquímicos por modelos productivos de orientación orgánica y/o biológica, que permitan la recuperación y el mejoramiento de los suelos. El segundo nivel es la agronomía orgánica, que implica producción agrícola orgánica que sea económicamente viable y técnicamente certificable. El tercero es la agroecología, que además de las anteriores, comprende aspectos culturales en la producción agrícola, en las prácticas alimentarias y en la economía, entendida esta como el conjunto de las interrelaciones entre los humanos, y entre éstos y el ambiente.