La Iglesia tiene ahora un Papa que irrumpe con novedad y contundencia en el panorama de los líderes mundiales. Escapa a los esquemas del pasado. Emite una Encíclica dirigida a todo mundo: creyentes, agnósticos, ateos, ricos y pobres. A todos afecta el tema y a todos se dirige. Es la más ecuménica de las encíclicas, en sí misma, no como algo añadido. Coloca en un mismo plano la ciencia y la reflexión teológica, el cielo y la tierra. Es profética: a los cielos nuevos añade la tierra nueva. En lugar […]

Laudato siLeer Más